Diferencias entre el buen profesor y el malo

Diferencias entre el buen profesor y el malo

A todos nos ha pasado que mientras estudiamos nos hemos tropezados con malos y buenos profesores. Cuando empezamos con lessOn15 y buscamos los mejores profesores para que nos ayudaran a crear el método, preguntamos a mucha gente y entrevistamos a muchos maestros. Poco a poco nos hicimos una idea de que tipo de profesor necesitamos y que características tenían en común los buenos.

Esta selección es una de nuestras claves para saber quien puede ayudar a nuestros alumnos y hoy la queremos compartir contigo. Seguro que te ayuda a reconocer qué profesor puede ser bueno para tus hijos.

Estas son las 11 claves para saber si un profesor es bueno

  1. Debe ser coherente con lo que pide a sus alumnos. Si no quieren que se distraigan en clase, él debe ser el primero en estar al 100% involucrado sin mirar el móvil, no ponerse a masticar chicle…
  2. Debe comprender a sus alumnos y tener mano izquierda para aceptar determinadas situaciones excepcionales. No todas las clases son iguales y debe ser el maestro el que se adapta a sus alumnos y no al revés.
  3. Debe liderar a la clase en su conjunto pero involucrarse con aquellos alumnos que tengan dificultades concretas, conectar con los alumnos de manera individual para conseguir el éxito colectivo.
  4. Se apoya y trabaja con los padres, otros profesores y sus alumnos, trabaja en equipo y coopera para sacar el mejor partido posible.
  5. Es flexible y creativo, no se conforma con leer el libro, sabe cómo atraer a los alumnos y consigue captar la atención de estos.
  6. Pone mucho esfuerzo en lo que hace, invierte las horas que hagan falta y más de una vez le veras currando el fin de semana
  7. Sabe ponerse en el lugar de sus alumnos, la empatía es una de sus virtudes fundamentales.
  8. Proactivo y luchador, trabajar por conseguir los medios y los objetivos que se pone por delante
  9. Cuando tienes secuestrar la atención de 25 alumnos y que estén durante 30 minutos atentos a tu discurso, si eres carismático, cautivador y provocativo seguro tienes parte del trabajo hecho.
  10. Se evalúan a si mismos, aman su profesión y quieren ser mejores y saber en qué han fallado.
  11. Son devoradores de libros. Aplican lo que aprenden y no tienen miedo de innovar o aplicar materiales o técnicas nuevas que puedan ayudar a sus alumnos.

Es una suerte encontrar profesores que cumplan con estas claves. Sorprendentemente los buenos de verdad con los que hemos hablado compartían estas características y sin duda si encuentras un profe así para tu hijo cuídalo.

Cuando creamos lessOn15 una de nuestras obsesiones fue que el alumno sintiera que estaba ante uno de estos profesores, que te motiva, que te entretiene, que te acompaña y te enseña. La ventaja de la que disponemos es que podemos llevar este profesor a todas las casa del mundo para que ayude a vuestros hijos.

Deja una respuesta